Concluye quinta ronda de negociación del TLCAN con “avances”

 

Read in English

La quinta ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) concluyó el pasado 21 de noviembre sin que se haya cerrado ni uno sólo de los 30 capítulos que se discutieron entre los equipos de Estados Unidos, México y Canadá.

Sólo se lograron “avances en varios capítulos”, se informó mediante la declaración trilateral de apenas 3 párrafos que fue emitida tras concluir la quinta ronda y en la que se ratificó que los trabajos continuarán en “reuniones intersesionales” en Washington a mediados de diciembre y que la sexta ronda se llevará a cabo del 23 al 28 de enero de 2018 en Montreal, Canadá.

Moisés Kalach, coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), compartió que México se negó a aceptar las propuestas, es decir ni siquiera prestarse a contraproponer cifras, en los temas del contenido regional automotriz y la estacionalidad en el sector agroalimentario.

En el primero, el de automotriz, Estados Unidos propuso incrementar el contenido regional de 62.5 por ciento, a 85 por ciento y que de ese 50 por ciento fuera de partes estadounidenses. México lo calificó como inviable, pues sería “darle un balazo en el pie” a la competitividad de la industria de los tres países, dijo una fuente relacionada a las negociaciones.

A medida que se han llevado a cabo las negociaciones, las autoridades mexicanas han insistido en que tienen un “Plan B” si Estados Unidos finalmente decide abandonar el TLCAN. Parte de ese enfoque implicaría un aumento del comercio con Asia, Europa y otras partes de América Latina, tal como se ha demostrado en las renegociaciones del TPP, donde México y Canadá han probado que con este tratado tendrían nuevos y fuertes aliados sin la necesidad de que Estados Unidos entre en este tratado.

El segundo tema que Estados Unidos ha propuesto y México rechazó, es el de la estacionalidad por el cual solo podrían entrar productos mexicanos o canadienses a territorio americano cuando no sea temporada de cosecha.

“Respecto al tema agrícola de estacionalidad, la respuesta del equipo mexicano fue no, no es algo que se pueda aceptar, no hay una contrapropuesta. Simplemente es no”, enfatizó Kalach.

En contraste, el equipo canadiense ya está adherido a la contrapropuesta de México para revisar el tratado cada cinco años, en lugar de cancelarlo automáticamente, como propuso Estados Unidos.

“Es una propuesta que implica que no haya muerte súbita, o sea, que haya una revisión del estatus de la negociación cada cinco años y que pudiera ser tan amplia como fuera necesario, y que de ese planteamiento pudieran salir propuestas o cambios y se pasaran al grupo de ministros. Que quede muy claro, no estamos en ningún momento aceptando la cláusula ‘sunset’”, aclaró.

De acuerdo con Moisés Kalach, los capítulos que sí tuvieron avances importantes fueron los de anticorrupción, telecomunicaciones, buenas prácticas regulatorias, medidas sanitarias y fitosanitarias, facilitación comercial, comercio electrónico y obstáculos técnicos al comercio, y señaló que si no se cerraron fue por falta de voluntad, pero acotó que prácticamente quedaron concluidos.

Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos en la renegociación de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) mostró su preocupación porque tras la quinta ronda de negociaciones no observa “avances significativos”.

De acuerdo con Manuel Padrón, líder de la práctica Comercio Exterior en Latinoamérica en Baker McKenzie, no se descarta la posibilidad de que Estados Unidos decida separarse del tratado, lo que, en opinión de Padrón, no es lo peor que podría ocurrir al bloque.

De acuerdo con el analista, es probable que una terminación implique un regreso a las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), con las que México podría vivir, no serían negativas y fomentarían la inversión.

Antes de que hubiera un tratado de libre comercio ya había una inercia de los productores de bienes para establecerse en México y desarrollar cadenas productivas, asegura, y sostiene además que aun “sin un tratado, es probable que México mantenga su atractivo para las inversiones”.

“Si bien hemos logrado progresar en algunos de nuestros esfuerzos por modernizar el TLCAN, me sigue preocupando la falta de avances significativos. Hasta la fecha no hemos visto evidencia de que Canadá o México estén dispuestos a dialogar seriamente sobre cláusulas que lleven a un nuevo equilibrio en el acuerdo. De no llegar a este nuevo equilibrio, no llegaremos a un resultado satisfactorio”, comentó.

“Un TLCAN reequilibrado, actualizado, promoverá mayor prosperidad para los trabajadores, agricultores, ganaderos y empresarios estadounidenses, y fortalecerá a América del Norte en su totalidad. Nuestros equipos se volverán a reunir el mes próximo en Washington. Espero que nuestros socios vengan a la mesa con una seria intención de lograr un progreso significativo antes de que termine el año”, agregó.

México reitera que una modernización exitosa del TLCAN debe beneficiar a los tres socios del TLCAN y las propuestas que formen parte de la negociación deben orientarse a tal objetivo.

 

¿Quieres más noticias como esta?

Recibe en tu Email la información de tu interés

 

Las fronteras delinean sus prioridades en la renegociación del TLCAN

Concluye 3ra ronda del TLCAN

 

Be the first to comment on "Concluye quinta ronda de negociación del TLCAN con “avances”"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*