¿POR QUÉ EL PAGO DE RENTAS DEBE ESTAR SUJETO A LA FLUCTUACIÓN DE OTRAS MONEDAS?

Por qué el pago de las rentas en Baja California debe estar sujeto a la fluctuación de otras monedas si de un día a otro se puede volver una carga más allá de lo previsto por las partes; por qué debe ser una incertidumbre para el arrendatario la cantidad de pesos que pagará cada mes por renta de un inmueble; por qué desproteger en este sentido al sector terciario el cual representa una fuente de trabajo que genera sueldos, impuestos  y aportaciones patronales; por qué permitir que los contratos de arrendamientos de inmuebles en México se pacten en moneda extranjera, si los impuestos y mano de obra se pagan en pesos; por qué velar por el interés de los arrendadores y no por el de los empresarios, quienes son los que generan empleo  ¿acaso no es absurdo?

Es imperante, pues, lograr que antes de la adquisición de obligaciones para responder en territorio nacional o de bienes dentro de México las partes estén sujetas a un supuesto de seguridad jurídica, por consecuente económica, en la que toda obligación que deba responderse en base a una moneda extranjera se entienda al tipo de cambio del momento de la celebración del contrato.

En este sentido, el pasado 22 de septiembre el Congreso de Baja California aprobó por unanimidad una reforma al artículo 2273 del Código Civil del Estado, en la cual se establece que si en un contrato de arrendamiento de un inmueble comercial o industrial la renta es pactada en moneda extranjera, la misma tendrá que ser pagada conforme el tipo de cambio vigente al día de la firma del contrato, no al tipo de cambio del día del pago.

Esta regla existe para los arrendamientos de casa habitación desde hace 20 años, aunque no muchos arrendadores la respetan. Con la reforma, se busca que todos los arrendamientos tengan esta limitante, sin importar el destino que se le dé al inmueble.

La reforma aprobada por el Congreso, fue turnada al Gobierno del Estado para su publicación, sin embargo, el gobernador Francisco Vega ejerció su derecho y vetó la reforma bajo el argumento que “de incumplirse el orden jurídico se limita la convivencia armónica de la sociedad”.

Usó como argumento jurídico, la ya existente Ley Monetaria que contempla la posibilidad de que -los arrendamientos distintos a casa habitación-pueden ser pactados en dólares y debe considerarse como válido.

En el documento del veto se asume que si bien es cierto la modificación a la reforma resulta loable, al evitar que se eleven los costos de operación y administración de quienes celebren arrendamientos distintos a casa habitación al solo pactarse en moneda nacional, evitando así la volatilidad del dólar estadounidense (…), resulta violatorio de lo dispuesto por el Artículo 8 de la Ley Monetaria, el cual establece que “Las obligaciones de pago en moneda extranjera contraídas dentro o fuera de la República para ser cumplidas en ésta, se solventarán entregando el equivalente en moneda nacional, al tipo de cambio que rija en el lugar y fecha en que se haga el pago”.

“Cerca del 85 por ciento de las rentas comerciales se manejan en dólares, lo que ha sido un punto de garantía para el arrendador, pues a pesar de las devaluaciones, quieren seguir percibiendo un ingreso asegurado. Pero vivimos en un país donde la moneda es el peso y para los locatarios es muy complicado que de la noche a la mañana se aumente su renta por el tipo de cambio. Muchos de estos negocios tienen ingresos en pesos”.

Alejandro Flores
Coordinador Regional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios

Finalmente, el Ejecutivo estatal firmó el documento de veto, reiterando su “disposición para colaborar con el Poder Legislativo estatal para el perfeccionamiento de los ordenamientos estatales, al amparo y mandado de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

Mientras tanto los residentes de Baja California siguen solicitado al Gobierno del Estado y al Congreso Estatal que prohíba la renta de bienes inmuebles y locales comerciales en dólares.

A través de la plataforma Change.org, residentes de Baja California han lanzado una solicitud a la ciudadanía para votar en contra de las rentas en dólares en el estado.

En la petición se detalla la fuerte devaluación que ha sufrido el peso frente al dólar.

“Ante la incontrolable devaluación del peso, miles de viviendas y comercios han sufrido una pérdida económica preocupante”.

Se argumenta que esta devaluación ha provocado que cientos de personas se hayan visto obligadas a trabajar jornadas laborales extras para poder cubrir los costos de la devaluación de la moneda mexicana, y en muchos casos hasta abandonar sus hogares o cerrar sus negocios.

“Son la principal fuente de sustento de miles de familias tijuanenses. Es una situación que claramente afecta a toda la nación, pero en frontera donde se obliga a pagar rentas en dólares, la opción de trabajar jornadas extras y la presión de una devaluación que no va a parar es continua”, se precisa.

Para ayudar a la economía de los tijuanenses afectados por la devaluación, los firmantes de la petición piden al congreso que intervenga.

“Exigimos que el congreso local tome medidas adecuadas para ayudar a la economía de la frontera, a la clase media y baja a conservar sus negocios, y a encontrar un acuerdo entre arrendadores inflexibles que no conciben un equivalente en pesos concreto independiente del alza del dólar”.

Be the first to comment on "¿POR QUÉ EL PAGO DE RENTAS DEBE ESTAR SUJETO A LA FLUCTUACIÓN DE OTRAS MONEDAS?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*