Cómo integrarse a una industria de clase mundial

Con el objetivo de analizar los retos de integración de los proveedores nacionales a los procesos productivos de las empresas multinacionales en la región, la Universidad Iberoamericana Tijuana, a través de las Maestrías en Logística Internacional, Desarrollo Organizacional y Gestión Ejecutiva Internacional, presentó el Foro de Negocios IBERO 2018, con el tema central: Cómo integrarse a una industria de clase mundial.

El panel contó con la participación de Alejandro Gracida, presidente de CAMEX/Toyota, de Roberto Martínez, experto en el Desarrollo de Cadenas de Suministro en Jalisco y profesor del ITESO en Guadalajara, y de Jorge Bautista Olvera, organizador del evento.

Alejandro Gracida explicó cómo es que un proveedor se gana el título de ‘clase mundial’ y compartió algunos de los criterios de Toyota para crear su base de proveedores y apalancarla con tanta efectividad.

“Las empresas proveedoras de clase mundial son capaces de adaptar su filosofía a la de sus clientes, alinear sus métodos para la solución de problemas con los de sus clientes, controlar su desempeño y volumen de producción, garantizar que sus equipos de trabajo estén completos, desarrollar estándares que les permitan crecer al mismo ritmo que sus clientes, implementar un enfoque comercial sistemático, promover la tecnología y la automatización, desarrollar e integrar Internet de las Cosas (IoT), y medir su calidad”, dijo, recordando que todo lo que se puede medir se puede controlar.

Posteriormente, abordó el papel de longevidad en la proveeduría, un término que busca expresar la permanencia de las empresas en el mercado. “El elemento principal para la permanencia de las empresas es la visión a largo plazo. Los proveedores que busquen integrarse a una industria de clase mundial deben ser capaces de proyectar una visión a tres, cinco y diez años”, señaló.

Asimismo, compartió que las grandes compañías están solicitando a los proveedores la metodología de resolución de problemas PDCA, que viene de las siglas Planificar, Hacer, Verificar y Actuar, en inglés “Plan, Do, Check, Act”, también conocido como ciclo de mejora continua o círculo de Deming, por ser Edward Deming su autor. Esta metodología describe los cuatro pasos esenciales que se deben llevar a cabo de forma sistemática para lograr la mejora continua (disminución de fallos, aumento de la eficacia y eficiencia, solución de problemas, previsión y eliminación de riesgos potenciales…).

De acuerdo con Alejandro Gracida, en la búsqueda de convertirse en un proveedor para empresas fabricantes de equipo original (OEM, por sus siglas en inglés) el objetivo final tanto para el cliente como para el proveedor es crear una asociación a largo plazo con el fin de crear una relación ganar-ganar donde los proveedores y los clientes podrán enfrentar desafíos juntos y alcanzar una nueva relación basada en la adaptabilidad y la confianza mutua para el futuro de la manufactura a través de la flexibilidad, el aprendizaje, las capacidades, el desarrollo y retención de empleados y las mejoras de procesos para lograr una asociación de clase mundial.

El Foro de Negocios IBERO 2018 estuvo dirigido a toda la comunidad universitaria y de negocios, tanto de la localidad, como de la región fronteriza, como parte de la 1ra Semana de Negocios y Administración.

1 Comment on "Cómo integrarse a una industria de clase mundial"

  1. En el actual contexto competitivo mundial, el foco en la inocuidad, calidad y en la innovacion son elementos basicos para la supervivencia empresarial y en ninguna industria es mas relevante que en la alimenticia. Por ello Conaprole siempre ha tenido especial cuidado en el mantenimiento de rigurosos estandares de calidad a lo largo de la cadena productiva, asi como una constante busqueda de procesos y productos seguros e innovadores.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*