Oportunidades comerciales del T-MEC

En un Foro de Comercio patrocinado por Index Tijuana, Mónica Lugo Aranda, Directora General Adjunta de Competitividad e Innovación en la Subsecretaría para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, llevó a cabo una presentación a fondo sobre el T-MEC y su rectificación.

“La relación México-Estados Unidos es una de las más dinámicas, gracias a su comercio, conexión fronteriza, turismo y lazos familiares. Aproximadamente 35 millones de ciudadanos estadounidenses son de ascendencia mexicana, así que los lazos que nos unen trascienden la economía, puesto que existe un fuerte elemento cultural en la manera en que hacemos negocios”, compartió Lugo Aranda. Como prueba de ello, podemos tomar como ejemplo que tan solo en 2017, el comercio bilateral ascendió a $557 mil millones de dólares; el 80% cruzó a través de la frontera, es decir, más de un millón de dólares por minuto. En este mismo año, México importó $243 mil millones de dólares de EE.UU. En general, México importó más bienes de EE.UU. que otras potencias como Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica ($205 mil millones); Japón, Corea del Sur, Taiwán y Singapur ($171 mil millones); y Reino Unido, Alemania, Francia e Italia ($161 mil millones).

En 2018, la IED de México y Canadá en EE.UU. alcanzó los $625 mil millones de dólares. EE.UU. tuvo una IED de $517 mil millones de dólares en México y Canadá. Más concretamente, México tuvo una Inversión Extranjera Directa de $37.2 mil millones de dólares en EE.UU., mientras que los EE.UU. tuvieron una Inversión Extranjera Directa de $114.8 mil millones de dólares en México. 94.5% de las Inversiones extranjeras directas provienen de países que tienen un tratado de libre comercio con México.

Así, el país creció exponencialmente hasta convertirse en el principal socio comercial de los EE.UU., durante el primer trimestre del 2019, el 3er mercado internacional más grande para productos agrícolas de EE.UU. y su mayor fuente de importaciones.

“No solamente se trata de un tema comercial”, indicó Lugo Aranda, “se trata de la riqueza que se genera con el comercio con México”. La bilateralidad entre México y los EE.UU. está fuertemente arraigada en la creación de empleos en ambos países. Y es que este dato tiene un peso tan significativo, que 1 de cada 29 empleos de los EE.UU. depende de este nueva relación económica con México. La mayoría de estos empleos se encuentran en California, Texas, Nueva York y Florida.

Por otro lado, está el tema de manufactura automotriz en la región. “El intercambio comercial de automóviles de México a EE.UU. es un mercado inmenso”, compartió Lugo Aranda, “Entre los dos países, se intercambian 131 mil millones de dólares anualmente entre partes automotrices y automóviles. México es el principal proveedor de autopartes en EE.UU.”

El T-MEC representa más de $1.2 billones de dólares en comercio. En 2016, EE.UU. tenía 88 mil millones de dólares de inversión en México, mientras que México tenía 17 mil millones de dólares en EE.UU. El total de comercio entre México y los EE.UU. en enero del 2019 fue de $49.6 mil millones de dólares, superando a China ($48.7 mil millones) y a Canadá ($46 mil millones de dólares).

Dentro de los propósitos y ventajas del T-MEC están:

  • Modernizar las disciplinas del TLCAN, adaptándolas a las nuevas necesidades de la economía del siglo XXI.
  • Garantizar certidumbre en comercio e inversiones.
  • Fortalecer la competitividad de América del Norte.
  • Impulsar el comercio regional inclusivo y responsable.

 

“Así, con las negociaciones, se logran consolidar capítulos para el mejoramiento de las naciones miembro del T-MEC”, indicó la funcionaria. Desde un capítulo dedicado al combate contra actos y prácticas de corrupción que afecten el comercio o la inversión, a capítulos que toquen la garantía de derechos laborales, fomento a PYMEs, disposiciones para la calidad del aire, protección forestal y derechos marinos, el T-MEC va más allá que sólo incrementar la inversión.

Dentro de los resultados de las renegociaciones, se alcanzó a designar una soberanía total sobre los recursos energéticos que procediesen de México. Asimismo, se eliminó el factor de las cláusulas de extinción, para que cada cinco años no se extinguiese el tratado, sino que se evaluaran las condiciones del mismo. Con esto se guarda una visión de largo plazo y se abre la puerta a que haya cambios cuando exista la necesidad de ello. La integración de las economías es otro de los factores importantes en pro de mantener un nivel de competitividad.

Asimismo, otro de los capítulos en pro de la competitividad es el de Comercio Transfronterizo de Servicios, el cual busca incrementar el comercio de servicios entre las partes en beneficio de los consumidores. Este capítulo también busca mantener y ampliar el acceso de los prestadores de servicios mexicanos a los mercados de EE.UU., fortalecer su certeza jurídica, incrementar su competitividad y favorecer su inserción en las cadenas globales de valor.

En el tema de administración aduanera y facilitación de comercio, el T-MEC facilita y agiliza el movimiento de mercancía en la aduana y transparenta los procedimientos administrativos. Asimismo, reduce los tiempos y costos aduaneros y mejora el combate a delitos aduaneros derivados de prácticas comerciales ilegales.

Be the first to comment on "Oportunidades comerciales del T-MEC"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*