SENTRI 20 AÑOS DE SU PUESTA EN MARCHA

Han pasado 20 años desde que EE.UU. puso en operación la red electrónica segura para la inspección rápida de viajeros (SENTRI), un programa de cruce fronterizo que permite a los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (U.S. Customs and Border Protection, CBP)realizar una inspección expedita a los viajeros de bajo riesgo pre aprobados entre México y Estados Unidos.

Hace dos décadas las puertas de SENTRI se abrieron − durante un primer programa piloto− a 500 miembros de la industria maquiladora. Entre 1995 y 2015 el número de usuarios del programa SENTRI ha aumentado a 423,000 personas.

Para conocer cómo ha evolucionado el programa, cuáles son los planes a futuro y la posibilidad de una SENTRI dedicada exclusivamente a inversionistas, Business Conexión se entrevistó con Sally Carrillo deCBP.

“En 1994propusimos un programa para el viajero de confianza en la frontera del sudoeste de EE.UU. La idea fue presentada a las agencias fronterizas”, comenta Sally Carrillo. Queríamos proponer un programa similar a Nexus, que actualmente sigue en operación en la frontera con Canadá, pero aplicado a las cualidades y necesidades de la frontera del sudoeste norteamericano, dado que en esta región no había una noción establecida de un viajero de confianza.” Sally Carrillo explica que para la creación del programa SENTRI se formó un equipo compuesto por todaslas agencias federales del orden, para asegurarse que se cumpliera con los requerimientos de cada uno de éstos, en cuestión de seguridad fronteriza. “Tras trabajar con las cámaras locales de ambos lados de la frontera, en 1995 abrimos las puertas de SENTRI a 500 miembros de la industria maquiladora para poner a prueba la tecnología que se iba a implementar”, explica Carrillo. A estos participantes se les pidió que como mínimo cruzaran la frontera5 veces por semana para poner a prueba la tecnología, dado que el programa necesitaba de individuos ligados al sector empresarial que cruzaran la frontera de manera frecuente. Originalmente, la línea abría de lunes a viernes en dos periodos, de 6:00 a.m. a 9:00 a.m. y de 3:00 p.m. a 7:00 p.m. La tecnología incluía sensores bajo tierra y transpondedores que se colocaban en los automóviles. El periodo de prueba duró aproximadamente un año, al cual le siguió otro periodo de seis meses. Poco a poco se fueron añadiendo más participantes al programa, usualmente de 100 individuos en 100 individuos. “Ya estamos por cumplir los 20 años, y puedo decir con seguridad que hemos tenido muchas historias de éxito y satisfacción entre los usuarios”, asegura.

Hace dos décadas las puertas de SENTRI se abrieron − durante un primer programa piloto− a 500 miembros de la industria maquiladora. Entre 1995 y 2015 el número de usuarios del programa SENTRI ha aumentado a 423,000 personas”.

Sally Carrillo
U.S. Customs and Border Protection

Respecto a los cambios tecnológicos que se han visto a lo largo de 20 años de SENTRI, Sally Carrillo considera que la manera en que se han implementado los avances en materia de seguridad han mantenido a este programa como una solución viable para aquellos que necesitan cruzar la frontera de una manera rápida y eficiente. “En la actualidad utilizamos un sistema de identificación de radio frecuencia que lee las tarjetas de los usuarios. Por lo pronto, la tecnología implementada en la línea SENTRI parece ser la más adecuada, dado que todos las agencias federales están generando documentos RFID”.

Sally Carrillo de CBP.

Sally Carrillo de CBP.

Respecto a la posibilidad de un programa que abordase el fenómeno de los viajes de negocios en la Mega Región al incluir tarjetas para usuarios provisionales, ligadas a las cuentas de usuarios permanentes, Sally Carrillo opina que por la naturaleza local del programa SENTRI y la existencia de programas de Global Entry, concientizar a los miembros de los sectores empresariales sobre el cruce frecuente sería una opción viable. Podríamos informar a los miembros del sector empresarial que tienen Global Entryque son aptos para utilizar el carril SENTRI en la frontera sur.Se pueden generar convenios con compañías un tanto distantes de la frontera para beneficiar el flujo económico en la región. Podemos facilitar el llenado de formas y requerimientos”.

Sally Carrillo comparte que en estos últimos meses el número de peatones SENTRI ha ido disminuyendo, por lo que se han tomado medidas para incrementar el número de viajeros en ese segmento. El fenómeno se ha dado debido a que ahora un usuario que utiliza la línea peatonal SENTRI puede subirse al automóvil de algún conocido que cuente con el servicio SENTRI vehicular, por lo que cada vez menos personas utilizan la línea a la que originalmente aplicaron.

Debido a esto, CBP ha estado ofreciendo información sobre el programa SENTRI y asistencia en línea que incluye atención bilingüe, orientación para el llenado de formas, información sobre el costo y los beneficios de enrolarse, y apoyo para la concertación de citas. En San Ysidro se cuenta con un centro dedicado exclusivamente a la inscripción de nuevos miembros. El periodo de espera para la aprobación de documentos puede ir de 2 a 4 semanas.

Respecto a la aplicación CBP BorderWait Times que busca brindar a la ciudadanía información de los tiempos de espera y el estado de carriles abiertos en el cruce peatonal y de vehículos, pero que ha presentado algunas incongruencias con el tiempo de espera y cantidad de peatones y automóviles en línea reportados, Carrillo explica que se trabajaen la coordinación entre líneas para mantener un balance razonable para el tiempo de espera, así como en la actualización de la información cada hora, en base a monitoreo por cámara y encuestas frecuentes a los viajeros.

En San Ysidro, 34% del tráfico vehicular corresponde a usuarios del programa SENTRI. En Otay Mesa, corresponde al 23%.

Se estableció que en un futuro muy cercano, cuando se llame para consultar la situación en la línea, también se dará el tiempo de espera para camiones, y añade que hay planes para mejorar la infraestructura de cruces para camiones.

En otro tema, la funcionaria afirma que CBP mantiene una estrecha comunicación con los sectores empresariales de San Diego para prever ciclos de alto cruce originados por eventos, convenciones o inclusive partidos de fútbol. “Una buena coordinación asegura que los tiempos de espera no sean tan altos”, observa. Sin embargo, no existe esa coordinación del lado mexicano. Carrillo afirma que sería de mucho beneficio que organismos como COTUCO informasen a CBP de los eventos del lado mexicano para que se pudiesen tomar todas las medidas necesarias para agilizar el tiempo de espera para retornar a la Unión Americana.

CBP 2
Otra deficiencia detectada, apunta Carrillo, es la pobre señalización en México de los carriles SENTRI, lo que provoca que, en promedio, hasta en un fin de semana 300 automovilistas que no son usuarios del programa se incorporen a dichas líneas.

Hacia el final de la entrevista se le cuestiona a Carrillo sobre la posibilidad de que el  Instituto Nacional de Migración (INAMI) acepte la tarjeta Global Entry como identificación oficial para que los viajeros norteamericanos se internen a territorio mexicano por un periodo mayor a siete días, pues actualmente sólo el pasaporte funge como tal, dado que las leyes mexicanas no concibieron el programa de viajero de confianza como identificación migratoria. “Ya se está en pláticas sobre este tema”, asegura.

Be the first to comment on "SENTRI 20 AÑOS DE SU PUESTA EN MARCHA"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*