Reúne el 1er foro “logística para la competitividad de la baja” a líderes del sector

Poner sobre la mesa los retos del sector logístico, unir esfuerzos y compartir inquietudes para alcanzar mejoras en la productividad de las empresas del sector y en la competitividad de las infraestructuras de la región, son las razones que llevaron a 2Mun2 Events, la revista MXINFRASTRUCTURE, Business Conexión y T21, a organizar el 1er Foro “Logística para la Competitividad de la Baja”, que tuvo lugar el jueves 11 de junio en Ensenada, Baja California.

El programa estuvo integrado por tres paneles: “Puerto Ensenada: la conexión marítima hacia el mundo (Retos y Perspectivas)”; “Infraestructura Terrestre: clave para la conexión con EE.UU. (Proyectos para eficientar la conectividad terrestre)”; y “Los retos de la logística en Baja California: las puertas de acceso a EE.UU.”

En la ceremonia inaugural se contó con la presencia del secretario de Turismo de Baja California, Oscar Escobedo Carignan, en representación del Gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid; el director del Puerto de Ensenada, Héctor Bautista Mejía, en representación del coordinador General de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Guillermo Ruíz de Teresa; Federico Serrano Bañuelos, presidente del Consejo de la Industria Maquiladora y de Exportación en Tijuana (Index); Osiel Cruz, director General de 2 Mun2 Events; José Luis García Rebollo, director General de Business Conexión; Paulino Rodríguez, consejero presidente de MXInfrastructure; y Julio Sánchez – Rico, director general de Indra México.

El evento finalizó con un Cocktail de Networking, y el anuncio de la segunda edición del Foro “Logística para la Competitividad de la Baja” para abril de 2016 en Ensenada, Baja California.

Puerto Ensenada: la conexión marítima hacia el mundo
Los grandes buques cargueros que abastecen las rutas del comercio global están tomando nuevas dimensiones. El buque más grande de la flota mundial en estos momentos puede cargar hasta 18,000 unidades equivalentes a veinte pies (TEUs, por las siglas en inglés de Twenty Feet Equivalent Unit), sin embargo, China Shipping Container Line ha ordenado ya la construcción de cinco embarcaciones con capacidad para 19,100 TEUs, mientras que Maersk Line ha hecho una orden a los astilleros coreanos para la construcción de 10 buques con capacidad de 19,300 TEUs; la naviera danesa planea botar la primera embarcación al mar en 2017. Todo esto ocurre a la par del desarrollo de estudios con simuladores de operación de buques con capacidad para 24,000 TEUs.

“El reto para los puertos mexicanos está en desarrollar las infraestructuras acorde a las exigencias de los nuevos volúmenes y dimensiones que demandan las líneas navieras”, dijo al respecto Osiel Cruz, director general de Grupo T21, quien moderó el panel titulado “Puerto Ensenada: la conexión marítima hacia el mundo”.

Ante este escenario el Puerto de Ensenada se encuentra implementando un proyecto de reingeniería portuaria, que le permitirá ser más competitivo, más eficiente y estar a la altura de los grandes puertos del mundo para recibir a la nueva generación de buques, comentó Héctor Bautista Mejía, director general de la Administración Portuaria Integral de Ensenada (API).

Entre los proyectos más importantes que se están ejecutando se encuentra la ampliación del rompeolas con más de 600 metros de longitud adicional para incrementar la seguridad de las operaciones; la ampliación del reflector de oleaje para amortiguar el impacto de las condiciones climáticas; la ampliación del diámetro de la dársena de ciaboga de 450 a 550 metros, y la ampliación de la profundidad del canal de navegación de 16.70 a 18.20 metros, lo cual le dará la capacidad para ingresar buques de hasta 13,800 TEUs.

Otros proyectos que tiene en puerta la API, precisó el directivo, es la habilitación de 12,000 m² adicionales del recinto fiscalizado y 7,000 m² adicionales de patios públicos los cuales servirán como plataforma para el manejo de cargas generales y especializadas, y la incorporación − a finales del 2015− de una grúa con capacidad para descargar embarcaciones Super Post Panamax que alcanzan hasta 21 hileras de contenedores. Asimismo, el Puerto de Ensenada está trabajando para convertirse en el primer Puerto Verde de México, por certificarse con ECOPORTS y Lloyd’s Register.

Actualmente, Ensenada ocupa el 5to lugar a nivel nacional y 3ro en el Pacífico mexicano en movimiento de contenedores. En el 2014 movilizó más de 2 millones de toneladas de carga para los sectores industrial, maquilador, energético y agrícola de la región.

A esta apertura le siguió Javier Rodríguez Miranda, gerente de Ensenada International Terminal, quien presentó el Índice de Conectividad del Transporte Marítimo, el cual muestra lo bien que los países están conectados a las redes mundiales de transporte marítimo. Es calculado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), y está basado en cinco componentes del sector del transporte marítimo: número de buques, su capacidad de carga de contenedores, tamaño máximo del buque, número de servicios, y el número de empresas que despliegan buques de contenedores en los puertos de un país.

El índice genera un valor de 100 para el país con el indicador más alto promedio. Así para México se tiene un Índice de Conectividad de 40.1 puntos, lo cual es considerado como regular.

En otro tema, Rodríguez Miranda explicó que el nuevo escenario global está modificando las pautas del comercio internacional. “Hoy en día la competencia entre puertos, líneas navieras, transportistas, prestadores de servicios, o cualquier otro elemento de la cadena de suministro está derivando cada vez más en una competencia entre cadenas logísticas”.

Posteriormente, Matías Ramírez, de Indra Infraestructuras, abordó, entre otros temas, las oportunidades para el crecimiento el transporte marítimo de corta distancia en México, entre las que se encuentran: reducir las desventajas fiscales del cabotaje frente al autotransporte; proporcionar servicios domésticos integrados “puerta a puerta”; favorecer a los servicios regulares internacionales para que aprovechen su capacidad ociosa para transportar carga general en cabotaje; definir una política pública bajo un concepto intermodal; conformar operadores logísticos con flotas de contenedores domésticos y capacidad para desarrollar y gestionar servicios intermodales; integrar una misma plataforma tecnológica para las operaciones entre los puertos; la integración portuaria entre principales puertos del Pacífico consolidando una red de marítima de México; lograr un sistema mancomunado de información entre los puertos (PCS), por mencionar algunas.

Para cerrar el panel se contó con la participación Eduardo Rosillo, de Transportación Marítima Mexicana (TMM), quien comentó que los clientes o las empresas en México “no tienen en la mente el concepto de cabotaje”, pese a que representa ahorros de alrededor de 15% en sus costos de transporte.

Destacó que existen 10.3 millones de toneladas de potencial para mover por cabotaje en México. Ante este potencial, TMM busca una reingeniería de su ruta mediante una decena de acciones que incluyen una sinergia intermodal, distribución nacional, conectividad internacional, visión sustentable, ventaja logística y visión concertada del proyecto, entre otras.
Entre las oportunidades para Ensenada mencionó la diversificación de mercados, una mayor conectividad vía cabotaje de contenedores, la consolidación como plataforma logística regional, y el volumen incremental en contenedores sobre la operación de comercio exterior.

Infraestructura Terrestre: clave para la conexión con EE.UU.
El segundo panel titulado “Infraestructura Terrestre: clave para la conexión con EE. UU.” reunió a Don Stoecklein, CEO de Pacific Imperial Railroad; Roberto Romandía, director general de Baja California Railroad; y Oscar García, director de Logística de FOXCONN, y representante de INDEX Tijuana, Tecate, Rosarito y Ensenada. El director de la revista Business Conexión, José Luis García, fungió como moderador de este panel en el que se discutieron proyectos para hacer más eficiente la conectividad terrestre en la frontera.
La promoción de una línea ferroviaria binacional y la construcción de nuevas instalaciones intermodales para incrementar la capacidad de carga regional fueron los dos puntos de partida para el primer panelista. De esta manera, Don Stoecklein comenzó por discutir sobre la necesidad de conectividad e infraestructura evidenciada por las agencias gubernamentales en la frontera, al compartir que el equipo de ingenieros de Pacific Imperial Railroad llegó a una solución viable a este factor. Para lograr reparar las vías necesarias para renovar la infraestructura vial Pacific Imperial Railroad trabajó con compañías como Patterson & Associates, INC. (consultores de ingeniería), American Pacific Constructors (contratistas generales), Holland Nordco (para los reportes iniciales) y California Environmental Company Inc. (para el cumplimiento ambiental).

Como nueva estrategia operacional, Pacific Imperial Railroad incluye la construcción de nuevas instalaciones intermodales, la reorganización del plan de reconstrucción de Este a Oeste, reparaciones en dos fases (que incluye la reparación de 11 puentes, 3,000 pies de rieles y la instalación de 10,400 toneladas de balasto nuevo), operaciones de carga por camión, y el desarrollo de un modelo de negocios operacional e independiente. La meta es reconectar con México a través de las instalaciones intermodales, las nuevas rutas de camiones de carga que se alejen de los sitios de congestión vehicular en Los Ángeles y las reparaciones de las vías ferroviarias.

Roberto Romandía, director general de Baja California Railroad habló sobre los proyectos de la empresa, que buscan optimizar la infraestructura de ferrocarril entre EE. UU. y México sobre las rutas de camión (viendo que por cada vagón de ferrocarril se eliminan cuatro camiones en carretera). Con los cambios en infraestructura, el almacenamiento de carros para Baja California Railroad subirá de 8 a 68 carros. También están trabajando en la rehabilitación de 2.5 kilómetros de vía. Con apoyo gubernamental se espera acelerar el proceso de finalización de los proyectos. Romandía compartió que la clave está en poder mejorar la infraestructura ferroviaria mientras se trabaja en incrementar la capacidad de almacenamiento y de carga. La nueva modalidad de carga a granel en el comercio de EE. UU. y México permitirá a Baja California Railroad alcanzar nuevas metas en infraestructura, al llevar una buena interacción con el tránsito vehicular y descongestionar el tráfico en carreteras.

Actualmente, la empresa está en pláticas con Union Pacific, compañía ferroviaria que cruza la frontera por Calexico para manejar intercambios y convenios, y de esta manera reforzar el comercio trasfronterizo entre EE. UU. y México. Baja California Railroad busca aprovechar una derrama económica de aproximadamente 450 millones de dólares anuales, sumando esfuerzos entre compañías ferroviarias.

Para cerrar el panel Oscar García, director de Logística de Foxconn, habló sobré las tendencias de la industria ferroviaria y las decisiones que se toman para impulsar a ambas regiones. Enfatizó que en este sector es sumamente importante trabajar simultáneamente en mantener una ruta de suministro operacional, manejar el tránsito vehicular y aprender a gestionar los recursos.

García recalcó que es esencial saber vender a Baja California como punto de inversión en logística e infraestructura. Al mejorar y reparar las vías férreas, así como rehabilitar las rutas y crear otras nuevas, se asegura al cliente potencial que existe una red de conectividad sólida para el transporte de su producto. El directivo de Foxconn dijo que lo importante es que todos los actores logísticos se pongan de acuerdo para ver alternativas viables a los retos de comercio transfronterizo.

Los retos de la logística en Baja California: las puertas de acceso a EE.UU.
El último panel del foro titulado “Los retos de la logística en Baja California: las puertas de acceso a EE.UU.”, moderado por Luis Echeverría, pretendió difundir los proyectos estratégicos de cruces fronterizos de Baja California, dar a conocer los avances que registran y fortalecer el trabajo conjunto con las instancias que intervienen en los mismos.

Gary L. Gallegos, director ejecutivo de SANDAG, abrió el encuentro con el mensaje de que la comunidad fronteriza no celebra sus éxitos y se queja de las cosas que no funcionan tan bien como deberían, sin embargo, dijo, es importante no olvidar los éxitos y las razones por las cuales ocurrieron. Uno de estos éxitos, compartió, ha sido la firma del TLCAN, toda vez que ha traído un gran impulso al intercambio comercial entre México y EE.UU., que entre 1993 y 2013 registró un incremento de 552%.
Otro aspecto del TLCAN que destaca es que desde su implementación la cantidad de bienes producidos en EE.UU. ha aumentado. Se tiene evidencia de que alrededor de un 40% del contenido de las importaciones de EE.UU. provenientes de México se hizo originalmente en territorio americano; porcentaje que contrasta con China, por ejemplo, que sólo tiene 4%, mencionó. “De ahí la importancia de la relación con Baja California y México”.

¿Pero qué pasa cuando no funciona la frontera?, de acuerdo con un estudio elaborado por SANDAG, la congestión y demoras en los cruces fronterizos entre San Diego y Baja California cuesta a las economías de EE.UU. y México un estimado de 7 mil millones de dólares en producción bruta, y más de 60 mil puestos de trabajo cada año (14 mil empleos de lado mexicano y 47 mil de lado norteamericano).

“El cruce fronterizo más ocupado del mundo, que se había vuelto viejo y cansado, ha experimentado una modernización, y aunque las obras de infraestructura se han hecho más rápido del lado mexicano, EE.UU. está siguiendo el ejemplo”, comentó. No ha habido mucho apoyo de los gobiernos federales de los países, dijo, pero se han logrado avances gracias a cambios legislativos a nivel estatal que han permitido desarrollar iniciativas público-privadas.

Posteriormente, Oscar Escobedo Carignan, secretario de Turismo de Baja California, comunicó los avances logrados en materia de cruces fronterizos, entre ellos Otay II, el nuevo cruce fronterizo de cuota, para uso comercial y de pasajeros, cuyo costo aproximado es de 1,750 millones de pesos.
Se busca que Otay II sea el puerto fronterizo más moderno entre los dos países con acciones innovadoras, tales como inspecciones simultáneas; carriles reversibles, es decir, carriles que en ciertas horas del día se usen para cruces de sur a norte, y otras horas del día de norte a sur; carriles que durante ciertas horas del día puedan usarse para cruces comerciales, y en otras horas − dependiendo de la necesidad− para tránsito turísticos; entre otras acciones.

Para cerrar el panel, Paulino Rodríguez, director de Indra Infraestructuras, enfatizó el freno considerable para el potencial crecimiento de la región binacional de California – Baja California que supone el problema de la demora en el cruce fronterizo.

Uno de los grandes inhibidores para el proyecto de Otay II es definir quién cobra y quién administra. INDRA es una empresa global de soluciones tecnológicas, con oficinas en Washington y en México D.F., lo que la hace una empresa idónea para administrar un proyecto tan complejo, y a la vez tan necesario para el desarrollo de la competitividad entre San Diego y Baja California.

Una de las soluciones que maneja permitirían a un usuario en Los Ángeles poder desplazarse hasta la ciudad de Ensenada con su mismo Transponder (identificador IAVE) sin necesidad de ningún requisito. El cobro de los servicios se haría a través de un sistema enlazado tecnológicamente.

Be the first to comment on "Reúne el 1er foro “logística para la competitividad de la baja” a líderes del sector"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*